26 de septiembre de 2010

¿cenas o disfrutas?


No hace falta conocerme demasiado para darse cuenta de que detrás de este cuerpín delgado se esconde una mujer a la que gusta disfrutar de los placeres culinarios.

Tengo que confesar que la cocina no es la habitación de la casa que más me interesa visitar, lo que sí me gusta es probar todo lo que sale de ella.

Podría decirse que es fácil conquistarme por el estómago (aunque no debería dar pistas)

Éste fin de semana no puedo quejarme de estar abandonada en estos aspectos.

El viernes pasé una noche estupenda cenando con mis vecinas. Desde septiembre del año pasado tenemos una costumbre que recomiendo a todas las mujeres: reunirse una vez al mes o cada dos meses para cenar en casa de cada una y dejarse cautivar por el menú que prepara el marido de la anfitriona, que se convierte a su vez en anfitrión y protagonista. Sí, realmente no sé cómo llegamos a convencer a 12 hombres de que nos gusta que cocinen para nosotras y que nos encanta que lo hagan por turnos.

En esta ocasión mi vecino R. contando con la ayuda del pinche C. nos deleitó con una cena a lo grande en la que disfrutamos de lo lindo.

Pero los alimentos que todavía tengo en mente son los de anoche.

Mi querido compañero de sentimiento decidió prepararme una cena sorpresa en casa, así no hacía falta “colocar” a la peque en ningún sitio, sólo había que esperar a que se durmiese (desde aquí le agradezco públicamente que lo hiciese relativamente temprano).

La cena fue sencilla pero impresionante. Elaborada con muy buena materia prima y sobre todo con mucho cariño.

Así da gusto cenar.

El cocinero compartió conmigo no sólo los solomillos de buey con foie, tiernos y muy poco hechos, sino también una estupenda y larga conversación que convirtió una simple noche de sábado en una agradable velada.


10 comentarios:

  1. Pues lo mejor es hacer las dos cosas "cenar y disfrutar".Me alegra mucho ver que estás teniendo un buen fin de semana, y espero que esa receta de tu "compañero de sentimiento" se la pases a mi cocinero (aunque en mi caso el solomillo tendrá que estar un poco más hechito). Fíjate si es lista mi niña que sabe cuando debe dormirse pronto, es un tesorete. Besos y sigue disfrutando

    ResponderEliminar
  2. Pues creo yo que tu cocinero sabrá de sobra hacer estos solomillos, ¡no te quejarás de la joya que tienes en la cocina! en cuanto a tu niña sí, es un tesorete, ayer me tomé la cena y hoy me la he comido a ella, pero no te preocupes, os he dejado un trocito para cuando vengáis esta semana. Un beso gordo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece básico saber disfrutar de los placeres más cotidiano, como una cena "íntima" e inesperada en tu propia casa y creo que lo de menos es el menú, lo importante es compartir, con todo lo que implica, aunque sea un bocata de jamón ¡Que rico!

    ResponderEliminar
  4. SABES DE SOBRA CUÁNTO ME ALEGRA QUE DISFRUTES ASÍ! OS LO MERECÉIS! (HOY NO ME ESCONDO)

    ResponderEliminar
  5. Hola Graziela, es muy cierto lo de saber disfrutar de lo cotidiano. Hay una canción de presuntos Implicados que lo refleja muy bien. Todos deberíamos hacerlo. Un besín.

    ResponderEliminar
  6. el compañero de sentimiento27 de septiembre de 2010, 13:44

    Gracias por la parte que me toca. No hay nada como comprar buen género y tener la mejor compañía...
    Gracias, te quiero.

    ResponderEliminar
  7. Gemmi, me gusta que des la cara. El próximo día a ver si hacemos una cenita de parejas y nos deleitamos los sentidos, te dejo elegir a tu acompañante, jajaja. Mil besos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Compi. Que gracias, gracias, gracias. El resto te lo digo en casa. Besos, te quiero.

    ResponderEliminar
  9. Querida Marta, me ha vuelto a traicionar mi lector de blogs y no me ha avisado de las novedades. Siento no haberte contestado antes.
    Estoy de acuerdo en tu último post. Creo que compartir una comida (o cena) une mucho más que cualquier otra cosa. Son necesidades primarias que compartidas abren la puerta a la confianza en el otro.
    Enhorabuena por cómo escribes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Antonio. Me gusta leer tus comentarios aunque tengan un día de retraso, jajaja. Muchas gracias, un beso.

    ResponderEliminar