20 de septiembre de 2010

como niña con zapatos nuevos


Ya escribí sobre el comienzo del otoño, siento repetirme.

Es que acabo de vestirme, me he puesto unos zapatos nuevos de cordones tipo deportivo, de un azulón muy discreto él, que me encantan. Soy de esas personas que si compra algo hoy, necesita estrenarlo antes de ayer. Y claro una semana guardados en su caja... ¡qué solitos estaban!

Me alegra tanto que haga fresquito. Me los pongo con mis vaqueros ajustados (también nuevos) de pata un poquito ancha, de esos que te vas pisando la parte de atrás, mi camiseta de manga larga, no sea que se me queden los brazos fríos, y a esperar que lleguen las dos y media que tengo que salir.


Hace un par de días alguien me dijo que el otoño afecta al ánimo y yo le contesté "pero si el otoño aún no ha llegado", qué quivocada estaba. No sé cuantos dias quedan para que entre en el calendario, pero en mi pueblo ya ha hecho aparición.

¡Y allá voy, a la calle, en otoño, contenta y de estreno!

5 comentarios:

  1. Bueno si es contenta,... A mi me fastidia mucho que se acabe el verano

    ResponderEliminar
  2. Hola Chun Li. A mí me gusta el verano, pero si se me hace largo necesito cambiar. Y eso, que este cambio lo esperaba como agua de mayo. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar
  3. Seguro que estás muy guapa con el modelo otoñal y poniendo color en la calle. Yo también tengo unos zapatos nuevos esperando la ocasión y hoy me los he puesto en casa. Ja, ja. En el fondo somos como niñas ¡Que bien!

    ResponderEliminar
  4. De nada mujer, de nada jajaja

    ResponderEliminar
  5. Hola niña Graziela, me gusta que te guste estrenar, ja ja. Y nada de casa, a la calle con ellos. A ver si nos vemos porque anda que no hace...

    ResponderEliminar