2 de enero de 2011

adiós 2010

Aviso a navegantes:

Puede que seas ese amigo que siente arcadas cuando lo que escribo se llena de notas cursis; o aquel que deja de leer si atisba un mínimo indicio de poder soltar una lágrima; o ese familiar que se traga todo lo que sea simplemente porque lo he escrito yo.

Seas quien seas (si estás leyendo esto seguramente serás familia, amigo o al menos conocido) espero que te encuentres a ti mismo en alguna línea de este artículo. Si no es así, por favor dímelo, mi cabeza suele jugarme malas pasadas.

Bueno, a lo que iba.














Es curioso como el año pasado ha conseguido generar tanta manía y malestar en la mayoría de personas. Ha sido raro el día del mes de diciembre en que no escuchase a alguien decir frases como: “esperemos que el 2011 sea mejor” o “a ver cuándo termina el 2010” o “peor que éste no podrá ser”.

No me encuentro entre esas personas, ¡por suerte!

El siglo pasado fue el siglo de mi infancia, feliz. Fue el siglo de mi adolescencia, feliz. El siglo de mi juventud, feliz.

La década pasada fue la década del comienzo de mi madurez.

Fue la década en la que decidí incluir en la aventura de la vida a un maravilloso compañero de viaje (incluyendo también a “su circunstancia” y su estupenda familia).

Fue la década que consiguió darle un poco de estabilidad a mis proyectos.

La década en la que escogí mi vivienda y descubrí que lo mejor de ésta son sus increíbles y acogedores vecinos.

Pero sobre todo fue la década en la que recibí, tras mucho pedirlo, el mejor regalo de mi vida, que venía sin envoltorio y rebosando mucha más vida.

Después vino el año pasado.

Fue el año en que terminé de descubrir que la vida sigue, a pesar de los baches.

Fue el año en que conocí Brujas, Bruselas, Toulouse y Carcassonne con los mejores compañeros de viaje que se puede pedir. Que me llevó de nuevo a mis amados Picos de Europa.

El año que trajo de nuevo a mi vida a personas que formaron parte de ella hace ya veinte años. A unas consiguió traerlas físicamente, a otras sólo a través de la web, y para ver a otra tendré que recorrer 3698 Km. Pero la realidad es que han vuelto.

Fue el año en que, por primera vez, pisé un escenario y bailé sobre él acompañada de mujeres maravillosas.

El año en que descubrí que existen personas capaces de elevar autoestimas verdaderamente dañadas, y lo mejor de todo, mantenerlas en lo alto. El año en que, aunque esté mal decirlo y supongo que peor escribirlo, me hicieron darme cuenta de que valgo lo que valgo, mucho.

En el 2010 las amigas de siempre una vez más demostraron que son capaces de hacer frente a la mayor de las taras y estar ahí, incombustibles, corroborando que son las mejores.

El mismo año en que dos mujeres increíbles se volvieron mis Pepitos Grillos, comprendiendo y aceptando cosas incomprensibles y acompañándome en las decisiones más difíciles.

El año en que me he sorprendido haciendo nuevas amistades totalmente virtuales.

Ha sido un año en que he visto a familiares que quiero mucho pero que sólo veo cada varios años.

En 2010 tomó forma definitiva esa secta formada por niños, hermanos, padres y madres en la que me he visto integrada y de la que no quiero salir nunca, porque llenan mi día a día.

El año en que algunos amigos me demostraron que eran capaces de no tomar partido y apoyar a dos bandos a la vez. Y que descubrí que mi mejor amiga es ¿un hombre?

El año pasado mi ángel me confesó que soy tan importante para él que quiere seguir caminando a mi lado a pesar de todos mis defectos y de lo duro que sea el camino.

Fue el año en que mis padres, hermanos, sobrinos, suegra, cuñados e hijastro continuaron a mi lado, como siempre, llenando los pequeños, grandes, malos y buenos momentos.

Un año que trajo ilusión, nuevas sensaciones y experiencias a mi vida. Que me hizo darme cuenta de que estoy viva.

El año en que descubrí que escribiendo soy capaz de explicarme a mí misma lo que siento, lo que busco, lo que no quiero y lo que deseo.

El año pasado me dio por crear este blog por el hecho de crearlo, y después descubrí que para mí no hay mejor terapia que llenarlo de mí.

Fue cuando unas cuantas personas decidieron dejar comentarios en mi blog. Y yo os lo agradezco de corazón. Por cierto, si eres esa persona que no aguanta mis cursilerías, gracias por leer hasta aquí.

El año pasado mi vida quiso torcerse, pero no lo consiguió. Le gané la batalla, cogí de nuevo las riendas y decidí acabar ese estupendo 2010 acompañada de toda mi gente.

Gracias 2010.

15 comentarios:

  1. Un año realmente fructífero, aunque seguro que aún te has comido algo. Gracias por compartir tus experiencias, tus emociones, tus sentimientos y tus "cursilerias" que no lo son tanto, con los demás. Te deseo que en el 2011 sigas creciendo, aprendiendo y disfrutando de la vida.

    ResponderEliminar
  2. Marta, gracias a ti, es precioso...............

    ResponderEliminar
  3. Claro hermana, es muy fácil quedarse sólo con lo malo de un periodo, y sin embargo lo fácil y lo saludable sería integrar lo negativo y aprender de ello y bañarse en los recuerdos de lo bueno. ¡Me alegro de que estés con tan buen estado de ánimo!Yo también te agradezco estar ahí, y también celebro el 2010 como un año con balance muy positivo. ¡¡Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  4. Si el nudo que tengo en la garganta me lo permite, igual consigo hilvanar algunas palabras con sentido.

    Me he dado por aludida en tus palabras; ya me perdonarás la osadía. Yo he hecho balance del año, aunque quizá más escueto, pero me encanta que tú lo hagas más extenso. Me encanta ser una de esas (muchas o pocas) personas que han llegado hasta tu rinconcito íntimo y personal; encanta ser de las personas que te dejan comentarios, a veces más inspirados, a veces menos; encanta haber conseguido arrancarte algu a que otra sonrisa o haberte levantado el ánimo desde la virtualidad que hasta ahora nos ha cobijado. Y, por encima de todo, me encanta haber salido del mundo 2D y haberte achuchado.

    Por todas estas personas que han llegado a mi vida en 2010, entre las que me alegro de contarte, creo que el año ha valido la pena.

    Besos, Encantada.

    ResponderEliminar
  5. Brindo por un 2011 en 3D. Besos. Y que sigamos compartiendo rincones.

    ResponderEliminar
  6. Ay, mi queridísima amiga! Mira q estaba advertida, pero me he quedao muda. Si ahora intentara articular palabra empezarían a brotar lágrimas cual fuente y como no sé si sería capaz de parar, me pongo en modo contención like ebo.

    Amiga, las gracias te las tengo q dar yo a ti, por permitirme formar parte de esta montaña rusa q llamamos vida. Q tiene q ser así pq así nos sentimos vivos, pq hay q bajar para después poder subir. Y lo importante es tener a la gente en esos momentos en los q nos toca bajar y tú tienes a muuucha gente pq lo vales, pq aunque eres poco besucona te dejas querer. Te quiero, aunque creo q ya lo sabías.

    ResponderEliminar
  7. Madrededior, Ru! Menos mal que estoy en mode Contenedora on (Encantada dixit), que, si no, el hartazgo de llorar que me podria pegar sería antológico. Así que seguiré conteniéndome, ¡aunque me cueste la vida!

    ResponderEliminar
  8. Martita, hermoso y dulce texto, como tu.
    Tengo suerte de haberte encontrado nuevamente porque esas cosas son las que te hacen sentir la amistad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Feliz Año Graziela.
    Sabes que tus consejos son siempre vienvenidos y que intento aprender de ti. Te prometo seguir creciendo, o por lo menos intentándolo. Besos de colores como los tuyos.

    Feliz Año Ana:
    Mil gracias por estar siempre ahí, tan cerca. Un beso enorme.

    Feliz Año Guille.
    Ya ves, esta vez he conseguido ver la parte buena, y por supuesto estás en ella. Me encanta notarte tan contento y me gusta verte tan bien acompañado. Mil besos a los dos.

    ResponderEliminar
  10. Feliz Año Ebony.
    Mi queridísima primera desvirtualizada. Estoy encantada de haber recibido esos achuchones, de heberte visto y tocado, también al adjunto y a esas dulces chocolatinas que te acompañan. El abandono del mundo 2D ha sido todo un placer.
    Puses enormes.

    Feliz Año Ful.
    Mi querido amigo virtual, yo tambien brindo por un 2011 en 3D, pero no me negarás que esto de compartir rincones en 2D también tiene "su aquel". Besines.

    Feliz Año Gemma.
    Sí, lo sabía, no paras de demostrármelo, y sabes que es recíproco. Ha sido un verdadero placer compartir contigo tantas bajadas que luego hemos conseguido subir juntas. Seguro que en el 2011 continuamos en la misma línea, la nuestra. Espero que el modo contención desaparezca cuando te nos veamos, me dejaré besar, vaaale (y dile a esa otra loca que deje de contenerse y suelte ya las lágrimillas). Besos mil.

    ResponderEliminar
  11. Feliz Año Anónimo.
    Aunque el "Martita" te delata y para mí no eres tan anónimo, ¡ja ja ja!! A mí también me ha encantado volver a sentir la amistad a tu lado, breve pero intensa. Un besazo (el próximo de nuevo en persona y en muy poco tiempo, lo prometo)

    ResponderEliminar
  12. Bufff, como lo sabías y claro que lo has conseguido, ahora mismo diría que no necesito colirio antisequedad en los ojos. Que alegría, poder leer tus lindezas, que suerte el haberte conocido, es lo bueno de ir pasando años, que ganas en experiencias y sobre todo en buenos amigos. Gracias MARTIKA por ser como eres y por ser una amiga de las de verdad y de las que merecen la pena. Ahí seguire a tu lado para y cuando lo necesites, y lo mejor de todo es porque quiero y porque te haces querer jodía!Mucho besos y más achuchones.

    ResponderEliminar
  13. Pues me ha encantado tu resumen, la verdad, es la vida misma, con blancos, negros y grises, lo bueno es disfrutarlo, asumirlo, contarlo...
    Que el 2011 te traiga todo lo que deseas.

    ResponderEliminar
  14. Más vale tarde que nunca dijo aquel...

    Encantada de entrar en tu vida... y copiando a mi amiga de ébano jajajaaj que siempre nos salen las mismas palabras o palabros... encantada de compartir en breve mojitoterapia y confesiones al alba...

    Kisses kisses kisses...

    ResponderEliminar
  15. Feliz Año Mariajo.
    Casi me haces llorar tú a mí. Eres un cielo y los que te tenemos a ti como amiga sí que tenemos un tesoro. ¡Ah! ¿y ese apodo que me pones? ¡Ja ja ja!. Nos vemos bailando. Miles de besos.

    Feliz Año Pilar, y muchas gracias.
    Esperemos que el 2011 sea un año con pocos días oscuros, algún que otro gris, pero sobre todo con muchos días luminosos. Un abrazo.

    Feliz Año Cruella.
    Yo si que estoy encantada de que la autora de artículos tan entretenidos como los tuyos se pase por aquí a comentar. Y de tener una nueva amiga virtual que pronto será desvirtualizada. Kisses.

    ResponderEliminar