8 de febrero de 2011

musas II


Trabajo, trabajo y más trabajo.

Parece ser que eso es lo que necesita un escritor para escribir. O por lo menos eso dicen ellos.

Ya, pero yo no soy escritora, ni mucho menos.

Yo tengo un blog. Un blog joven, casi un niño. Es más, casi un bebé comparado con otros.

Y como decía cuando lo traje al mundo, tengo que cuidarlo, alimentarlo, vestirlo y mimarlo tan a menudo como pueda.

Es como el que tiene una mascota de esas virtuales.

El blog requiere, como veis, de muchos cuidados y atención.

Y mi duda es ¿yo puedo ofrecérselos?

Pues me da la sensación que unos días sí, y otros no.

Y… ¿qué voy a hacer?

Pues unos días lo llevaré a la guardería de blogs y o dejaré allí para que me lo cuiden mientras trabajo.

Otros días lo llevaré al parque para que vea mundo, se airee y se relacione con otros blogitos.

Y otros lo cogeré entre mis brazos, lo arrimaré a mi pecho y le cantaré nanas hasta que se duerma plácidamente.

Lo colmaré de mimos, caricias, sonrisas y besos, muchos besos.

Y es todo lo que puedo hacer de momento por él, porque las musas, si existen, no andan por la zona.

Aunque os digo un secreto, tssss...


...  la creatividad es contagiosa.



6 comentarios:

  1. "...la creatividad es contagiosa!"

    Cierto!

    ...durante algunos años estuve escribiendo en un foro de esos en que la gente airea sus penas públicamente a un número indeterminado (solo unos cuantos cientos) de personitas humanas (en principio) anónimas. Allí uno habría un tema contando cualquier gran pena de su vida, o quizas qualquier pequeñísimo detalle. Yo, claro, también abrí los mios. Pues... ...pues al dia siguiente uno alucinaba porque detrás de aquel escrito ya había media docena de escritos que (más que respondiendo ni aconsejando) iban "tirando del hilo" de aquel tema! ...Uno llevaba al otro y el otro al otro...y la gran cadena se retroalimentaba a cada palabra, a cada escrito, CREANDO un pequeñísimo espacio de saber humano.

    Es cierto, encantada, la creatividad (como la VIDA!) se contagia.

    Ya ves... tu vas dando vueltas a tus musas y a tus no musas... (por cierto me he reido con eso de llevar el blog a la guarderia, creo que allí coincidirá con alguno mío)... y mientas vas contagiando a tus seguidores... ... a algunos les contagias una sonrisa al leer tus palabras, a otros un pensamiento, a otros una idea... ...y a mi... ya ves, me contagias las ganitas de dejar este pedacito de mi en este inesperado espacio.

    Supongo que la gracia de la VIDA és esa... contagiar cuando nos sobran las ganas y dejarnos contagiar cuando nos faltan.

    (Ps. Sí soy un papà! ...esa mezcla curiosa de agotado i rebosante!)

    ResponderEliminar
  2. encantada de ver como ese bebé blog va creciendo, con él pasa lo mismo que con la vida. No paramos de pensar en como hacer esto y lo otro, planear y planear, sin darnos cuenta que la vida es eso, lo que va pasando mientras nosotros planeamos. Tu bebé igual, va crecindo y alimentándose y tu siges dudando de como hacerlo, je, je..dentro de poco celebramos us cumple. En las bolas?? Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Jatetú, que no se me hubiera ocurrido a mí comparar a mis blogs (sí, ya tengo dos; uno compartido y otro en exclusiva) con un tamagochi! Pero sí, también puede verse así.

    Que si la creatividad es contagiosa? Ojalá lo sea, porque creo que empiezo a estar en horas bajas... a ver si se me pega algo...

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo. Así que tienes varios blogs por ahí en la guardería o en la universidad. ¿Sería mucho pedir que me invitases a leer uno? Puede que me contagie algo de creatividad o positivismo. Gracias por aportar tus experiencias.

    Hola MJ. Tú ves crecer a mi bebé blog y yo a tu bebe bolita, más o menos lo mismo. Celebramos los dos cumples en las bolas o en la churrería, que elija la tuya, que es la que sabe hablar. Un beso enorme y adelante, tú puedes con todo.

    Mi querida Ebony. Tu tienes un blog que se puede comparar con un bebé como el mío, pero el otro es ya todo un experimentado de la vida, ¡dónde va a parar! Y no haces justicia si dices que tu creatividad está en horas bajas escribiendo como escribes, que lo sepas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. "Hola Anónimo. Así que tienes varios blogs por ahí en la guardería o en la universidad. ¿Sería mucho pedir que me invitases a leer uno? Puede que me contagie algo de creatividad o positivismo. Gracias por aportar tus experiencias."

    ...ala! con todo el sentimiento del mundo voy a tener que decirte que no encantada... y me da penita, porque en el fondo me encantaría que los pudieras leer.

    Lo vas a entender. Ya sabes que soy papa. Pues eso tengo dos personitas que me roban casi todo mi tiempo y casi todas mis energías. Desde el día que nacieron les escribo a cada una de ellas un blog, un blog donde les cuento detalles de su vida conmigo y de mi vida con ellos. Son dos blogs secretos de los que muy poquita gente sabe de su existencia. De hecho la idea es que ellos nunca sepan de su existencia hasta que un día su papa piense que desea compartir con ellos todo lo allí escrito. La vida dirá cuando... pero no me importaría tardar 20 años en compartir!

    Ya ves encantada, se que entenderás mi negativa. Ahhh! ...pero, si te dejas, intentaré por todas contagiarte "algo de creatividad o positivismo"! ...de eso, excepto mis días "tontos", tengo para repartir.

    Vaaaa! tengo ganitas de leer tu nueva entrada!

    ResponderEliminar
  6. Bueno Anónimo, pues creo que entonces seguirás siendo anónimo. Me encanta el motivo por el que no me dejas leer tus blogs secretos. Mi niña también tiene uno para el futuro y nadie lo ha leído.
    Y sí, me dejo contagiar de creatividad y positivismo. Ahora sólo queda comprobar qué tal se te da repartirlo. Un abrazo y gracias por todo.

    ResponderEliminar