20 de marzo de 2011

oráculos


La semana pasada tuve la suerte de asistir a un espectáculo fascinante del que me gustaría hablaros, sin embargo debido a la naturaleza de Oráculos, es necesario que no os cuente nada sobre ella.

Únicamente puedo deciros que se basa en la relación entre la pregunta y el misterio.

Pero sí os recomiendo encarecidamente que, si tenéis la posibilidad, vayáis a verla.

Lo llaman teatro, porque está representado por una compañía de teatro, pero es un concepto muy diferente de lo que nos encontarmos habitualmente en una sala.


En este caso se puede decir que cada espectador es el protagonista indiscutible de la obra y que cada uno lo ve, vive y disfruta de una manera diferente.

Puede gustar más o menos. Puede hacer sentir más o menos. Pero seguro que a nadie deja indiferente. Simplemente por el hecho de ver cómo está montado y la originalidad de la idea, es aconsejable asistir.

Ahora están en Madrid, pero su sede está en Barcelona. Para los que vivís fuera de estas ciudades... no sé si trasladaros sólo para esto merece la pena, pero si podéis aprovechar en un viaje, intentad verla.

Sólo deciros una cosa más: durante casi una hora y media disfrutas de ti, de tus sensaciones, de tus pensamientos, de tur¡s reacciones y sobre todo de la sorpresa.

2 comentarios:

  1. Jo, me has dejado con las ganas.
    Ya sabes que soy del sur, así que ajo y agua.
    Pero, nunca se sabe...
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola Irene. La verdad es que es una pena, pero como ya lo conoces por lo menos puedes buscarlo para ver cuando están cerca de tu tierra. De verdad que es precioso. Un besazo.

    ResponderEliminar