3 de mayo de 2011

un abrazo


Esta mañana mi amigo Rino se levantó un poco plof. Bueno bastante plof.

Después de conversar un buen rato sobre el tremendo problema que le trae de cabeza, ha llegado a la conclusión de que lo que necesitaba era llorar un poco para desahogarse.

Le he ofrecido un abrazo, creo que lo necesitaba sí o sí. Me ha dicho que vale, que creía que era lo que mejor le venía en ese momento.

Así que allá que me he ido.

Me he acercado a su mesa de trabajo y le he dicho:

“Pues entonces tendrás que ponerte de pie, porque si te quedas en la silla y para abrazarte me siento en tus rodillas habrá más de uno que piense mal. Te lo digo yo, ¡que la gente es muy mal pensada y muy chismosa!

Ale, ponte de pie... veeeen, no seas tímido.

¿No ves que te estoy tendiendo los brazos? ¿No ves que te llaman?

Vaaaale, muy bien. Por lo menos ya te has levantado.

Pero sonríe un poco hombre, que ahora cuando te abrace ya tendrás tiempo de dejar que la cara ponga esos gestos raros de cuando te emocionas y dejas salir todo fuera.

Anda, ven, dame la mano.

Ahora, mientras te rodeo con mis brazos y te aprieto fuerte, tú me abarcas a mí y te imaginas que soy un cojincito anti-estrés. ¿Ves? Muy bien.

Pues venga, ahora aprieta, que yo ya te estoy espachurrando. Fueeeerte, ¡que no me rompo! Que parezco frágil pero en el fondo soy muy fuerte.

¡Dale ahí!

Eeeeso, muy bien. Y ahora que estamos apretaditos y sintiendo el calor y el cariño y el placer de sentirnos queridos y entendidos....

… llora, veeenga, llora mucho, ¡pero muuucho, muuuuuchoooo!


Casi mejor que nos vayamos al almacén o al baño y terminamos el abrazo allí ¿no? en la intimidad. Es que empiezan a mirarnos raro y no es plan.


Rino...


Rino...


Riiinoo!!!!

Chico, me pasaría así toda la mañana, pero te van a mirar casi peor que si me siento en tus rodillas...

... ¿y? ¡que les den! que me voy a quedar colgando de tu cuello para que no se te olvide que puedes contar conmigo.

¿Peso mucho??? “

Y él me ha contestado:

“Eres liviana...

… pero si te quedas colgando de mi cuello y me voy al archivo contigo, igual llaman a antidistrubios asustados.

Pero gracias. Me he quedado relajado. Y con ánimos.

Gracias.

Por cierto, perdona si te he tocado el culo mientras te abrazaba. Uno es como es, no como nos gustaría que fuera... “

- ¡jajajajajaja!!! - le dije.

Y tras este abrazo de oso, hemos seguido cada uno con nuestro trabajo y en nuestra ciudad.

Es lo que tiene la amistad virtual.

14 comentarios:

  1. Muchas gracias Pilar. La verdad es que habría sido más lindo si hubiese sido en 3D, pero es lo que hay. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo siempre reconforta y ayuda, aunque sea por escrito, pero el calor y tacto también es importante. Hay que recordar que la imaginación no tiene límites.
    Besitos de viento

    ResponderEliminar
  3. Hola Graziela. Es cierto, nunca pensé que un abrazo por escrito pudiese darme tanta satisfacción. Sólo espero que realmente al destinatario le hiciese el mismo efecto. Gracias y besitos de colores de los tuyos.

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo, un beso, una caricia...son sensaciones provocadas por un sentimiento, por lo que provocan el mismo resultado en la persona que los recibe de una u otra forma. Muy bonito, si señora.-

    ResponderEliminar
  5. Precioso amiga... cooooomo me gustan a mi los abrazossss.... sobretodo si huelen bien...
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo siempre viene bien, aunque sea virtual. Te mando el mío.

    ResponderEliminar
  7. Hola Johnny. Claro, al ser provocados por un sentimiento se dan y se reciben sintiendo, que es de lo que se trata. Aunque nunca conseguiremos que se sienta lo mismo en un correo que en persona, eso seguro. Gracias, un abrazo.

    Hola Cruella, cuánto tiempo. Puedo asegurarte que este abrazo olía a gloria. Un besazo.

    Hola Pilara. Gracias por tu abrazo, ha sido muy reconfortante. Otro para ti.

    ResponderEliminar
  8. Ya sé! Cómo no quieres besos diarios, te daré abrazos. Cada vez q te vea. Un simple abrazo. Sin mariconadas!
    ILU

    ResponderEliminar
  9. ...miel! ...soy un adicto a los abrazos! ...son el mejor antídoto contra la tristeza, la soledad y el miedo. ... ... ...y son la mejor expresión de la amistad, de la fraternidad y del cariño!!! ...con permiso del beso, claro!

    ...personalmente los abrazos que más me gustan son aquellos en que se nota que el corazón de la persona abrazada se va a salir!!!

    Buena semana a todos.

    ResponderEliminar
  10. eso es un abrazo!!! claro que si, yo soy besucona, pero un abrazo es algo especial, los besos pueden ser más o menos falsos,por que te los dan al saludar, al presentarte, etc, pero los abrazos son de verdad y los das y los recibes de "alguienes" especiales. Te mando uno..

    ResponderEliminar
  11. Hola Maraina. Menos mal que aparece la foto, porque con tanto cambio de nombre se pensarían que tengo miles de seguidoras. Y vale, dame abrazos, muchos!!! ILU

    Hola Anónimo. Me parece bien que le hayas pedido permiso al beso para hacer tu comentario, nunca se sabe quién puede molestarse. Un abrazo (valga la redundancia)

    Hola MJ. Me alegro de que me consideres entre tus "alguienes" especiales. Te mando otro para ti y un beso enorme.

    ResponderEliminar
  12. Abrazos... y lo bien que sientan. La gente se abraza poco, creo.

    Besos (y abrazos), Concon.

    ResponderEliminar
  13. Hola Ebony. Como te contesto después de tu visita, aprovecho para darte las gracias por esos abrazos de oso que me has dado. Muakes.

    ResponderEliminar