20 de junio de 2011

fulgencismo mágico  

Nota 1:  
Hoy tocaba madrugar y aprovechar el buen día para andar un rato por el monte. Vía verde, la antigua línea de ferrocarril Murcia – Calasparra, hoy convertida en paseo rural. Así que me he calzado mis zapatos de andar (muy importante, tener zapatos para andar y zapatos de bonito que se diferencien bien), y he comenzado a hacer el camino. Durante los primeros kilómetros he notado algo que me seguía, no sabría decir el qué. Pero al llegar al túnel, lo he visto. El viejo mercancías que, a mediados del siglo pasado, conectaba todas las ciudades conserveras. He visto su locomotora de vapor, sus vagones de madera, he olido el óxido de hierro chillando por los frenos que intentan detener la mole. Los he oído gritar, presas del pánico, a los animales y a algunas personas. He visto cómo se estrellaba en el túnel de La Ribera. Me he tirado al suelo para evitar que me arrastre un vagón y, en cuanto he podido, he intentado sacar a la gente de los vagones. He chillado con el pequeño que se me ha agarrado al cuello y he notado cómo se mezclaba mi sangre con el sudor y con su llanto y el hollín y…
Una voz me ha sobresaltado. “Eh, tú”, me ha dicho. “Por la derecha o por la izquierda, deja sitio para las bicis”. Miro hacia atrás y hacia adelante. El túnel es fresco, oscuro y está vacío. Solo el pequeño pelotón, y yo.
Pero yo sé que he salvado a ese pequeño, porque mi mano derecha está llena de hollín.
         Fulgen García 





6 comentarios:

  1. Que la vida es sueño, y los sueños, sueños son.

    O no?

    Yseult

    ResponderEliminar
  2. Un asalto del pasado, con buen sabor de boca.

    Me encantó el relato.

    ResponderEliminar
  3. El título me encanto.
    Blanca

    ResponderEliminar
  4. ¿Cuándo me llevas de paseo por uno de tus viajes en el tiempo?

    ResponderEliminar
  5. Los viajes en el tiempo son un ejercicio extraordinario que desentumece músculos y airea las neuronas. El problema básico es la descomposición molecular que se sufre al atravesar los agujeros negros que nos llevan de universo a universo... Pero sí, nos tomaremos el té con algún emperador chino en próximas fechas.

    ResponderEliminar
  6. marta, se va a emitir este micro relato la semana próxima en ORM... ;)

    ResponderEliminar