8 de junio de 2011

un escudo de gotas de chocolate







"En Monterrey asesinan a la luz del día a cinco personas, cerca de un colegio, sin más miramientos que el no errar el tiro. Una maestra protege con su cuerpo la inocencia, el oído y la vista de sus niños."

Noticias como ésta nos dejan el cuerpo paralizado y la mente encendida. Y aunque podríamos pensar que la maestra sólo hace su trabajo, o que cualquiera de nosotros hubiera hecho lo mismo e incluso que la maestra está casi más pendiente de grabarlo todo que de otra cosa, lo que a mí realmente me impacta es ver tan de cerca la frontera entre la violencia y el amor (y en el fondo tan lejana). 

Noticias como esta hacen que dejemos de pensar en nosotros. Y nos permiten, por lo menos a mí, sacar afuera pensamientos encontrados que buscan salida y que hoy dejo por escrito.





contra el mundo de la drogadicción - educación sólida y en valores

frente a la guerra - el amor

ante el nerviosismo - la sangre fría

para acallar la violencia - la música

ante el miedo - el consuelo de una maestra

por encima de los asesinos - la inocencia de los niños

para parar los disparos - cultura, respeto, solidaridad





                     

5 comentarios:

  1. Lo triste de toda esta situación es que cada vez nos impresionan menos este tipo de noticias, sobre todo cuando vienen de lejos y parece que no nos va a pasar nunca. Aquí, el coraje y el miedo se vuelven fuerza para enfrentarse al pánico provocado por esa situación, ajena a esos niños. La profesora actúa de madre, de educadora, de psicóloga, de amiga...para evitarles posibles traumas a los críos inocentes. Siempre hay alguien en quien te puedes apoyar cuando lo necesitas, siempre hay alguien dispuesto a cederte el hombro para llorar en él, siempre hay alguien.-

    ResponderEliminar
  2. Lo más impresionante, la candidez de los niños, la fé ciega en su maestra.

    Lo más terrible, que se trate de una realidad para algunos cotidiana, que no sabemos detener, ¿acaso se olvidaron de aquellos niños que un día fueron?


    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho cómo lo describes. Y me ha encantado la frontera entre la violencia y el amor.



    Tienes una sensibilidad desbordada.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo: Me ha encantado tu comentario, entero, y en lo que estoy más de acuerdo contigo es que que siempre hay alguien ahí en quien apoyarse. Siempre, pase lo que pase y a pesar de los baches. Un abrazo muy fuerte.

    Hola Pilar. Sí, se olvidaron totalmente. Esperemos que no todos nos olvidemos. Un abrazo.

    Hola Anónimo. Muchas gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El escudo es el Amor, las gotas de chocolate la recompensa 😘

    ResponderEliminar